Una de mis pasiones es el mundo del ferrocarril. Intento evocar e investigar su pasado y cuando puedo disfruto de su presente. Mi madre es natural de Peñarroya y los veranos de mi infancia transcurrieron por sus calles y campos, a la sombra de las ruinas de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya y cautivado por su mitología.

sábado, 3 de junio de 2017

La Casa del Valle

El potencial valor del patrimonio industrial no solamente reside en su carácter tanto material como inmaterial. Como expresa el profesor Julián Sobrino Simal, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, en su trabajo El patrimonio industrial de Andalucía: memoria obrera y arqueología social (a propósito de unas jornadas), el patrimonio minero-industrial puede jugar un papel muy activo en la regeneración sostenible de los antiguos paisajes enlazando dicho patrimonio con la geodiversidad y la biodiversidad. Y para el caso de Andalucía, el profesor Sobrino Simal establece 6 grandes áreas:

·         La cultura minero-metalúrgica.
·         La cultura agroindustrial y ganadera.
·         La cultura de la pesca y la navegación.
·         La cultura de la producción de bienes de consumo.
·         La cultura del agua y la energía.
·         La cultura de los transportes y las comunicaciones.






Opino que lo expuesto hasta ahora es extrapolable a otras áreas geográficas de España, como es el caso del Valle de Alcudia, al sur de la provincia de Ciudad Real. Una zona aún poco conocida a nivel nacional y que ha sido y es un área de tránsito entre Castilla y Andalucía. Y para poder visitar y apreciar sus rincones insólitos es necesario un adecuado y estratégico lugar en el que hospedarse.

La Casa del Valle es un hotel rural que se ubica en el municipio de Hinojosas del Calatrava (Ciudad Real), a pocos kilómetros de Puertollano. Cuenta con 8 habitaciones dobles/triples, piscina acristalada y climatizada, gimnasio y alquiler de bicicletas. Desde ella podemos hacer incursiones a los distintos lugares que conforman el interés cultural y paisajístico del Valle de Alcudia, Sierra Madrona y otras zonas adyacentes. Además de reponernos con gratas viandas en su comedor o relajarnos al caer la noche en sus cómodas dependencias.





El Valle de Alcudia es, desde el punto de vista geomorfológico, una depresión de 1200 kilómetros cuadrados que se extiende más de 100 kilómetros, de Oeste a Este, en la parte sur de la provincia de Ciudad Real. Posee una enorme riqueza ecológica y paisajística perfectamente preservada. En él se asientan los municipios de Mestanza, Hinojosas de Calatrava, Cabezarrubias, Villa del Alamillo y la aldea de La Bienvenida.




Además de paisaje y vegetación, el Valle de Alcudia ha tenido un importante carácter minero con numerosas explotaciones, ya abandonadas, de plomo, zinc y plata. En total se cuentan 484 minas metálicas que podemos reconocer por sus montañas de estériles y los restos de pozos y edificios.


[http://mapadebolsillo.com/]

Los primeros datos sobre dichas actividades mineras se remontan a comienzos del primer milenio antes de Cristo. Y fue en la ciudad de Sisapo desde donde se controló las explotaciones de plomo, plata y cinabrio (mercurio) de la vecina zona de Almadén. La actual aldea de La Bienvenida se levanta sobre los restos de dicha ciudad romana, que a su vez fue edificada a los pies del volcán de Los Castillejos.




Lago de lava que fue usado como base para un templo romano  

En esta imagen podemos apreciar la alteración sobre el terreno natural que esconde los restos de Sisapo 



Otros lugares para visitar son las Minas del Horcajo, la Venta de la Inés, el molino Flor de Ribera, cascadas y cuevas de Batanera, Minas Diógenes, las presas de Montoro, Montorillo y Tablillas y todo el enorme entorno minero e industrial de Puertollano.










Pinturas rupestres en la Batanera. [Fotografía de Manuel Sánchez León].

Ubicación de las cuevas de la Batanera, cerca de Fuencaliente [http://mapadebolsillo.com/].

Antigua presa de Montoro vista desde la nueva. [Fotografía de Manuel Sánchez León].

Iglesia del antiguo poblado minero de El Horcajo. [Fotografía de Manuel Sánchez León].

Actual presa de Montoro. [Fotografía de Manuel Sánchez León].

Antiguo poblado minero de El Horcajo. [Fotografía de Manuel Sánchez León].

Antigua central térmica de la SMMP en Puertollano.


 Antigua mina de carbón cerca en Puertollano.


 Antigua mina de carbón cerca en Puertollano.

Plataforma por la que discurría el ferrocarril en dirección a Puertollano. Al fondo se ve la estación de Cabezarrubias. 

Tramo en trinchera del ferrocarril en dirección a Peñarroya.

El motivo por el que he incluido esta entrada en este blog es porque el desaparecido ferrocarril de Peñarroya a Puertollano surcó el Valle de Alcudia. Podemos visitar su traza y estaciones como Cabezarrubias (muy cerca de la Casa del Valle) y Brazatortas-Alcudia.

Además acaba de publicarse el libro Alcudia Insólita que nos aporta detallada información sobre cómo llegar a todos estos lugares. Comentar al respecto que habrá una presentación pública en Ciudad Real el próximo viernes 9 de junio a las 19:30 en el Museo Municipal del Quijote (Avenida Alarcos s/n).




Para efectuar reservas o realizar consultas hay que llamar a los teléfonos 605 971 348 y 629 742 691. O escribir al correo electrónico: manueleon1@hotmail.com.





lunes, 15 de mayo de 2017

El Ferrocarril de Puertollano a Marmolejo

Recientemente Juanjo Olaizola ha publicado una entrada en su blog Historias del tren dedicada al frustrado proyecto de unión ferroviaria directa entre Puertollano y Córdoba, anterior a la línea de alta velocidad que cumple ahora 25 años.
Según nos relata Juanjo, el Plan Preferente de Ferrocarriles de Urgente Construcción de 1926, desarrollado durante la Dictadura de Primo de Rivera y conocido como el <<Plan Guadalhorce>>, incluía la línea de Puertollano a Córdoba.

Además de suponer una alternativa respecto al congestionado acceso de Despeñaperros, el proyecto se acercaba a los intereses de la Sociedad Minera y Metalúrgica para dar salida a sus producciones industriales y mineras de Puertollano. Para llegar hasta Córdoba el kilometraje se reducía en gran medida respecto al itinerario por Ciudad Real-Manzanares-Linares. Y no era necesario recurrir a la línea de FF.CC. Andaluces entre Belmez y Córdoba. Pero el proyecto se enfrentaba al gran problema inherente a la Península Ibérica: su complicada orografía.

 La explanación pasa junto a las instalaciones petroquímicas de Puertollano y la recientemente clausurada central de ciclo combinado de Elcogas  (mapadebolsillo.com).


 Para salvar los accidentes geográficos se proyectaron túneles. En la imagen observamos el más cercano a Puertollano. Ahora no puedo asegurar si llegó a ser horadado (mapadebolsillo.com).






Lamentablemente, en 1932 ante la falta de fondos el gobierno de la República decretó la derogación del Plan de Ferrocarriles de Urgente Construcción habiéndose realizado parte de las explanaciones. En la siguiente imagen podemos observar el inacabado puente sobre el río Ojailén. Con el Plan Guadalhorce se generalizó el empleo de puentes de hormigón. Pero en este caso es aparente que el proyecto contempló un puente metálico.

 Vista aérea del puente inacabado sobre el río Ojailén (mapadebolsillo.com).


A parte de esta breve reseña, recomiendo leer el texto completo de Juanjo Olaizola:

sábado, 8 de abril de 2017

VISITAS GUIADAS AL ALMACÉN CENTRAL SEMANA SANTA 2017

Con gusto procedo a anunciar las visitas guiadas al centenario almacén central de la Socidad Minera y Metalúrgica de Peñarroya, programadas para esta Semana Santa y organizadas por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos y Grados en Minas y Energía de la Provincia de Córdoba junto con la Fundación Cuenca del Guadiato.



Una de las novedades es el inicio de los trabajos de restauración de las dos locomotoras de vapor de ancho ibérico que pertenecieron al ferrocarril de La Maquinilla y estuvieron años a la intemperie en el Lavadero del Porvenir y la Corta Cervantes. No tratándose de una restauración integral y funcional, si se va a dignificar el aspecto de estos ingenieros de acero y detener el avance de la corrosión. Y así poder ofrecer una visión más tonificante sobre las posibilidades culturales y turísticas de la preservación del patrimonio industrial.





La otra novedad más destacable es la nueva galería minera que reproduce las arterias por las que se fueron expandiendo las explotaciones mineras. Pensemos que el Valle del Guadiato está plagado de estas estancias, abandonadas a decenas de metros bajo tierra. A través de dicha reproducción se puede entender mejor las tareas y vicisitudes que atravesaron quienes se dedicaron a la extracción del carbón.